Factura Electrónica para PYMES y Autónomos: Preparativos para la Normativa 2025

Estimado cliente, a partir de mediados de 2025, será obligatorio para PYMES y autónomos con facturación superior a ocho millones de euros emitir facturas de manera electrónica o digital. Esta transición es un paso fundamental hacia la digitalización de los despachos y estudios profesionales, y pronto se convertirá en una exigencia normativa.

¿Qué es una Factura Electrónica?

La Ley  Crea y Crece  18/2022, de 28 de septiembre, la factura electrónica se define como aquella «expedida y recibida en formato electrónico» entre empresarios y profesionales que documenta operaciones comerciales. Esta ley busca combatir el fraude y la evasión fiscal en línea con la  Ley 11/2021.

 Existen dos tipos de facturas electrónicas:

  • Formato Electrónico No Estructurado: Tradicionalmente en PDF u otro documento plano. Su procesamiento es manual o mediante software OCR.
  • Formato Electrónico Estructurado: Utiliza formatos como Facturae, común en España para facturación a las Administraciones Públicas, basado en XML para automatizar la generación y tramitación de facturas.

Elementos Esenciales en una Factura Electrónica

El Real Decreto 1007/2023 establece los requisitos mínimos para una factura electrónica estandarizada, incluyendo:

  • Número y serie de la factura.
  • Datos identificativos de emisor y receptor.
  • NIF de ambos.
  • Fechas de emisión y de prestación del servicio.
  • Descripción del servicio.
  • Tipo y régimen fiscal de la factura.

Novedades importantes incluyen la incorporación de un código QR y la frase “Factura verificable en la sede electrónica de la AEAT” o “Veri*factu”.

Implantación y Funcionamiento de la Factura Electrónica

La Agencia Tributaria de España debe proveer una plataforma sin costo, y se espera que sea comparable con herramientas privadas existentes. El Reglamento Veri*factu, detallado en el Real Decreto 1007/2023, describe el proceso en cinco pasos, incluyendo la generación de ficheros informáticos firmados electrónicamente y la posibilidad de verificación mediante un lector QR.

Cronograma de Obligatoriedad

Aunque los plazos de implementación no están completamente definidos, es crucial tener en cuenta las fechas clave proporcionadas por Garrigues:

Usuarios deben tener sistemas operativos antes del 1 de julio de 2025.

Los proveedores de software deben adaptar sus productos dentro de nueve meses desde la entrada en vigor de la orden ministerial de desarrollo.

La AEAT habilitará un servicio para la recepción de registros de facturación en ese mismo periodo.

Empresas y profesionales con una facturación de ocho millones de euros o más deberán cumplir con la normativa a partir del segundo semestre de 2025, mientras que el resto lo hará dos años después.

Desde LEXCAM quedamos a su disposición para cualquier aclaración.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp